Francisco Fernández Pardo
Juan Antonio Llorente, español maldito
Portada

Juan Antonio Llorente, español maldito

Algunas ilustraciones
Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7

Juan Antonio Llorente, español maldito. Primera parte

Primera parte: Ascenso y caída de un ambicioso

I. Entre la desgracia y la protección

Juan Antonio Llorente, español maldito

1. De cuna hidalga pero humilde

"Vino Juan Antonio Llorente a la vida poco antes de empezar a reinar Carlos III, en un reducido asentamiento humano de La Rioja, el treinta de marzo de 1756. Su lugar de nacimiento fue la aldea de Rincón de Soto, cercana a Calahorra, la cual contaba desde el siglo anterior con 200 vecinos, es decir que vivían en ella unos mil habitantes. En un siglo apenas si había crecido. Quizás su falta de esplendor obedecía a su sujeción o dependencia de Calahorra, pues durante muchos años había sido villa realenga entonces eximida de aquella ciudad. Pero incluso en 1802 todavía dependía de Calahorra en lo espiritual, ya que su parroquia tenía el carácter de "anexa" y no independiente, así que debía entregar el producto de los diezmos a las parroquias calagurritanas.

Que Llorente nació en Rincón de Soto no ofrece duda ninguna, como tampoco que no pudo nacer en un pueblo más desolado: unas cuantas casas, algunas de adobe y otras de piedra, arracimadas en torno a una iglesia de ladrillo, de pobre fábrica y magnífico retablo: éste es el perfil que ofrecía aquella aldea donde sólo resaltaban algunas mansiones de viejos escudos. Toda su población, entonces como ahora, se dedicaba a la agricultura. La tierra era fértil y bien regada gracias al Ebro que, culebreando en suaves meandros por la llanura, desparramaba riqueza..., hasta que se enfurecía y rompía bruscamente sus riberas para anegar fincas y pueblo, arrastrando" ...

Texto extraído de Juan Antonio Llorente, español maldito
Francisco Fernández Pardo

Teléfono y Fax
941 462 126
Móvil
617 213 780
Email
info@franciscofernandezpardo.com