Francisco Fernández Pardo
Juan Antonio Llorente, español maldito
Portada

Juan Antonio Llorente, español maldito

Algunas ilustraciones
Foto 1 Foto 2 Foto 3 Foto 4 Foto 5 Foto 6 Foto 7

Juan Antonio Llorente, español maldito. Cuarta parte

Cuarta parte: Exilio y regreso de Llorente

XXV. Una situación dramática

Juan Antonio Llorente, español maldito

89. ¡Ay de los vencidos!

"Tras una inquietante espera de varios meses, llegó el momento patético y desgarrador. La contienda estaba irremisiblemente perdida. No quedaba otra opción que huir. Al llegar ese momento: “Me hallaba yo -nos dice Llorente- en Zaragoza, cuando la batalla de Vitoria puso al general francés en recelos de abandonar la plaza; y antes de que se verificase el caso, me vine a Francia ”.

Se inició entonces el masivo exilio de miles de españoles que, como Llorente, se vieron perdidos. No todos eran afrancesados ni traidores. Los había desde luego ambiciosos y vividores, gentes dispuestas a servir al que manda con tal de conseguir beneficios; pero existían también muchos idólatras del clasicismo francés y de la Enciclopedia, absolutamente asqueados de la vieja monarquía borbónica y de sus corrupciones. Buena parte de ellos habían creído en José I y en sus reformas, jurado obedecerle y aceptado el cambio de dinastía. Y pocos ignoraban que el primer afrancesado había sido Fernando VII con su renuncia en Bayona y sus vergonzosos alardes de sumisión al emperador francés.

Junto con Llorente fueron miles las familias que tuvieron que elegir el destierro para salvar la vida. No se les podía exigir el temple heroico de permanecer cuando estaban implicadas las vidas de sus hijos y esposas. Con gran sinceridad expresa nuestro hombre el temor que anidaba en su pecho. Dice que salió “huyendo de los peligros de la anarquía y ferocidad que previ próxima en aquella ciudad y demás pueblos de España, con motivo de la retirada del ejército francés”. Ya estaba escarmentado por lo ocurrido en su primera huida de Madrid. “Los sucesos posteriores -sigue diciendo- confirmaron el acierto de mi retirada. Dos consejeros de Estado, colegas míos, se quedaron" ...

Texto extraído de Juan Antonio Llorente, español maldito
Francisco Fernández Pardo

Teléfono y Fax
941 462 126
Móvil
617 213 780
Email
info@franciscofernandezpardo.com